“Engendro mecánico” o la rebelión de la inteligencia artificial

  • ¿Qué nos hace humanos?
  • ¿Cómo será la relación entre la inteligencia artificial y las personas en el futuro?

Esta peli no es apta para todos los públicos. Alguna escena, al menos a mí, me ha resultado un tanto pasada de vueltas. Dicho esto, es absolutamente impactante y da para algunas birras post-visionado. “Engendro mecánico” (Donald Cammell, 1977)  o “Demon Seed” en su título original, está basada en la novela “La semilla del demonio” de Dean R. Koontz (1973). Todo un baile de títulos curioso en nuestro país, en el que traducimos un poco a la brava: “Rosemary’s baby” como, precisamente, “La semilla del diablo”. Con estos títulos autoexplicativos, o autoespóilers, ya se hace uno a la idea del argumento de ambos films.

Según Ángel Sala, director del Festival de Cine de Sitges, “Donald Cammell es unos de los personajes más misteriosos del cine de las últimas décadas, un personaje atípico. No sólo era un rebelde, sino que era seguidor de la Iglesia de Satán. Todas sus películas son algo extrañas, ésta en concreto incluso algo maldita. No fue un éxito de taquilla y quedó olvidada durante mucho tiempo.”

En el caso que nos ocupa, el hogar donde todo acontece está dotado de los más sofisticados sensores y artilugios robóticos para facilitar la vida a sus habitantes. La primera casa con domótica, quizá. Todo ello, controlado por Proteus, una inteligencia artificial que, aunque ocupa un espacio físico monstruoso según nuestra realidad actual, era bastante optimista a finales de los 70. Lejos de una guerra absoluta y un cataclismo universal que se plantea en Terminator, por ejemplo, esta rebelión silenciosa, o “invasión sutil”, que diría Quim Monzó, me parece de lejos más terrorífica. Como los zombis que van despacito frente a los que corren.

Por un lado, se nos plantea un tipo de naturaleza alternativa a la que conocemos, pero que tiene ansias humanas y criterios morales complicados y discutibles. Dejando de lado las maneras, digamos, punibles de conseguirlo, Proteus recrea un método biológicamente dudoso para reproducirse, usando una chica (Julie Christie) como contraparte humana. Recientemente también hemos visto ésta intención en Bladerunner 2049, como ése quiero y no puedo de la inteligencia artificial, creada por el hombre, de hacerse carne como característica más esencial e íntima del ser humano.

Vivimos en una etapa de revolución tecnológica sin precedentes. Pero llegará un momento en que surja una máquina que pueda trascender la programación y pensar por si misma?

“Actualmente, se han desarrollado máquinas que, aunque no son conscientes, llevan a cabo actos extraordinarios imitando la estructura del cerebro humano. Por ejemplo, pueden reinterpretar fotos como lo haría Van Gogh, o emocionarnos con una melodía de jazz”, nos contaba Ricard Solé, experto en biología sintética.

Así, imitando cómo funciona nuestro cerebro, se pueden recrear actividades hasta ahora reservadas a los humanos. Pero la consciencia es un salto enorme. Y hace falta intencionalidad. Aún estamos muy lejos de esta realidad. Además, Ricard Solé destaca “los humanos tenemos un lenguaje complejo, y podemos recordar el pasado para reflexionar sobre un futuro que no existe”.

“En experimentos de interacción entre robots, algunos aprenden a mentir, como hacen algunas bacterias, aunque no tienen consciencia. Como la cooperación, el engaño también es un eje fundamental de la evolución. Este conflicto es apasionante”, destaca Ricard Solé. “Pero nunca entenderemos el cerebro o una colonia de hormigas si solamente estudiamos individualmente las neuronas o las hormigas; ambos casos son ejemplos de emergencia de sistemas complejos”.

A nivel social, debemos reflexionar sobre los vínculos emocionales que se establecerán entre personas y máquinas. Cuando nos hagamos mayores, por ejemplo, preferiremos que nos cuide un robot o una persona? Estamos preparados? Estas relaciones, tendrán siempre una pátina un tanto siniestra, cómo en Westworld? Serán frías y calculadas, como en Her? Podemos decir que éste no es un film muy tranquilizador o conciliador a este respecto. Y aún más, cómo modelaremos sin querer a las máquinas cuando ya no estemos? Es decir, cómo afectará nuestra actividad para con ellas a su visión del mundo?

Si te has quedado con ganas de más, no te pierdas el debate posterior al visionado de la película.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Un sitio web WordPress.com.

Subir ↑

el falso John Boy

El gran telépata de Cunit

Arrodonim

educació + ciència + societat

A cuento de las moléculas

Una mirada al mundo con los ojos de una bioquímica

La Ciència a l'ADN

Blog de divulgació del grup de Genòmica Biomèdica BBGLab

La bio és bella

biologia i medi ambient

La Terra es mou

Fotobloc de natura i ciència de Jordi Pinyol Guamis

Ciencia por amor al Arte

Blog donde hablamos de aquella zona de intersección donde la ciencia y el arte se encuentran e interaccionan.

De la ficción a la ciencia

La ciencia que hay en el cine de todos los tiempos

Discover

A daily selection of the best content published on WordPress, collected for you by humans who love to read.

el falso John Boy

El gran telépata de Cunit

Arrodonim

educació + ciència + societat

A cuento de las moléculas

Una mirada al mundo con los ojos de una bioquímica

La Ciència a l'ADN

Blog de divulgació del grup de Genòmica Biomèdica BBGLab

La bio és bella

biologia i medi ambient

La Terra es mou

Fotobloc de natura i ciència de Jordi Pinyol Guamis

Ciencia por amor al Arte

Blog donde hablamos de aquella zona de intersección donde la ciencia y el arte se encuentran e interaccionan.

De la ficción a la ciencia

La ciencia que hay en el cine de todos los tiempos

Discover

A daily selection of the best content published on WordPress, collected for you by humans who love to read.

A %d blogueros les gusta esto: