“Fantasía” o la neotenia que nos mantiene curiosos

¿Por qué las personas podemos adquirir nuevo conocimiento durante toda nuestra vida, mientras que otros mamíferos aprenden solamente en sus primeros años?

¿Es la neotenia una de las características que nos hace humanos?


Hace ya unos cuantos años, cuando estudiaba Biología en la UB y mataba algunas horas en la biblioteca, descubrí una estantería entera de un mismo autor, con múltiples obras. Además parecían libros de lectura, no del tipo de tochos de consulta que perseguía en aquella época. Se trataba de una colección del paleontólogo, geólogo, biólogo evolutivo y gran divulgador Stephen Jay Gould, del que aún no nos habían hablado en clase. Me agaché para leer los distintos títulos y cogí un ejemplar del que más me llamó la atención: “El pulgar del panda”. Y es que, aunque no sé mucho de pandas,  los pandas no tienen pulgares.

Uno de los ensayos que aparecía en esta obra nos cuenta acerca de la neotenia, es decir, la maravillosa capacidad de algunas especies, entre ellas y especialmente el ser humano, de retener características de la infancia y adolescencia hasta la edad adulta. Y un ejemplo perfecto aunque un tanto desconcertante: Mickey Mouse.

Pasado el flashback y de vuelta a la realidad, tengo pendiente una peli con mi hijo: Fantasía. No soy fan de Disney, pero me parece parte de la historia del cine. Estrenada poco después de Blancanieves, en 1940, fue el segundo largometraje de dibujos animados producido por Walt Disney, con el propio Walt haciendo las veces de Mickey Mouse. Aunque no se trata de un film muy propio de la ciencia ficción, me apetecía tratar este pellizco de ciencia en la ficción que nos brindaba Gould ya hace casi 40 años pero que me parece entrañable y magistral.

En este ensayo, Gould relata cómo evoluciona el dibujo animado de Mickey Mouse, desde sus inicios en 1928 con ojos pequeños, hocico alargado, delgado y un tanto sádico de carácter, hasta el Mickey que conocemos hoy en día, de ojos grandes, cabeza más grande y nariz redondita, más inocente. Como veis, Fantasía se encuentra a mitad de camino entre el Mickey “malrollero” y el actual, para el que no sólo parece que no han pasado los años, sino que ha rejuvenecido. Los dibujantes han introducido caracteres infantiles en un organismo que ha mantenido siempre la misma edad, como un fantástico ejemplo de neotenia.

mickey

La evolución de Mickey Mouse – de Walt Disney Productions

 

En la naturaleza hay otros ejemplos de neotenia, como en el caso de algunos anfibios, aunque quizá unos de los casos más paradigmáticos seamos precisamente nosotros, los humanos. Un bebé recién nacido tiene, en proporción, una cabeza mucho más grande que las piernas y pies (existe un gradiente antero-posterior), que se revierte con el crecimiento: a lo largo de nuestra vida, la cabeza crece poco en relación al resto del cuerpo.

“Mickey ha viajado a través de su ontogenia hacia atrás durante cincuenta años”, nos contaba Gould.

A nivel embrionario, nuestros cráneos se parecen mucho a los de los chimpancés. Tras el nacimiento, los chimpances sufren una relativa disminución de la bóveda cranieal y aumento de la mandíbula. Como los humanos. Pero en los chimpancés estos cambios se producen de una manera muy rápida respecto a los humanos, siendo el chimpancé adulto muy distinto al chimpancé bebé, mientras que en comparación los humanos conservamos características juveniles durante toda la vida.

“Nuestra larga infancia permite la transferencia de cultura mediante la educación. Muchos animales muestran flexibilidad y juegan en la infancia pero siguen patrones rígidamente programados como adultos”, explica Gould.

Recientemente, gracias a técnicas high-throughput, se han estudiado las posibles bases genéticas y mecanismos moleculares de este fenómeno. Algunos estudios comparativos entre chimpancés y humanos muestran que existen grupos de genes que siguen activados en la edad adulta de los humanos cuya expresión se centra en la materia gris del cerebro, mientras que se han “desactivado” en chimpancés.

Los humanos poseemos esta capacidad diferencial de seguir siendo capaces de aprender nuevas cosas en la edad adulta y durante toda nuestra vida. Aunque, es cierto, admito que cada vez parece que nos cuesta más.

Anuncios

2 comentarios sobre ““Fantasía” o la neotenia que nos mantiene curiosos

Agrega el tuyo

  1. Si bien es cierto que en la medida que traspasamos de la edad adulta a lo que llamamos “tercera edad”, los recuerdos de la niñez que recordamos difuminados en nuestra juventud, (paradogicamente) se nos presentan con mayor nitidez. Lo que refuerza tu acertado análisis sobre la neotenia .

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Un sitio web WordPress.com.

Subir ↑

el falso John Boy

El gran telépata de Cunit

Arrodonim

educació + ciència + societat

A cuento de las moléculas

Una mirada al mundo con los ojos de una bioquímica

La Ciència a l'ADN

Blog de divulgació del grup de Genòmica Biomèdica BBGLab

La bio és bella

biologia i medi ambient

La Terra es mou

Fotobloc de natura i ciència de Jordi Pinyol Guamis

Ciencia por amor al Arte

Blog donde hablamos de aquella zona de intersección donde la ciencia y el arte se encuentran e interaccionan.

De la ficción a la ciencia

La ciencia que hay en el cine de todos los tiempos

Discover

A daily selection of the best content published on WordPress, collected for you by humans who love to read.

el falso John Boy

El gran telépata de Cunit

Arrodonim

educació + ciència + societat

A cuento de las moléculas

Una mirada al mundo con los ojos de una bioquímica

La Ciència a l'ADN

Blog de divulgació del grup de Genòmica Biomèdica BBGLab

La bio és bella

biologia i medi ambient

La Terra es mou

Fotobloc de natura i ciència de Jordi Pinyol Guamis

Ciencia por amor al Arte

Blog donde hablamos de aquella zona de intersección donde la ciencia y el arte se encuentran e interaccionan.

De la ficción a la ciencia

La ciencia que hay en el cine de todos los tiempos

Discover

A daily selection of the best content published on WordPress, collected for you by humans who love to read.

A %d blogueros les gusta esto: